lunes, 31 de enero de 2011

The Hunchback of Nôtre Dame

Muy de mañana despierta a París la canción de Nôtre Dame.
Redoblan campanas por el Sena gris suena el son de Nôtre Dame.
Sus campanas que a veces son truenos y otras veces parecen cristal.
Y siempre será el alma de la ciudad su canción, el son de Nôtre Dame...

Escuchad, son preciosas ¿no? Hay tanto colorido en sus sonidos, tantos humores cambiantes. Porque, ¿sabéis? ellas no tañen por sí mismas.
- Clopín (marioneta): Ah, ¿no?
- Clopín: No, bobito. Allí arriba, allá en el sombrío campanario vive el misterioso campanero. ¿Quién es esa criatura?
- Clopín (marioneta): ¿Quién?
- Clopín: ¿Qué es?
- Clopín (marioneta): ¿Qué?
- Clopín: ¿Cómo llegó hasta allí?
- Clopín (marioneta): ¿Cómo?
- Clopín: ¡Chitón!
- Clopín (marioneta): ¡Humm!
- Clopín: Clopín os lo contará. Es una historia que habla de un hombre... y de un monstruo.
Ésta es la historia que empieza en los muelles de noche en Nôtre Dame...


Así nos presenta Clopín (voz de Jesús Castejón en España) la historia de Quasimodo, formado a medias dice que significa, el campanero que vive en lo alto de Nôtre Dame, cuya madre murió huyendo del Juez Claude Frollo y quien encontró un lugar para él gracias al Archidiácono (voz de Miguel Ángel Jenner), que logró que no matara al niño por su aspecto.

Es más, en la anterior canción, el coro canta en un perfecto latín ese Dies Irae que viene a decir: "Día de la ira, aquel día en que los siglos se reduzcan a cenizas; como testigos el rey David y la Sibila. ¡Cuánto terror habrá en el futuro cuando el juez haya de venir".


Poco después, con la canción Fuera Frollo (a quien Constantino Romero le puso voz) le hace ver a Quasimodo que él no está preparado para el mundo, cuando realmente creo que era (y es, en muchos casos) al revés: el mundo no está preparado para algunas personas. Y, ojo, en el filme no sólo se habla de los defectos físicos de Quasimodo, también hay referencias al pueblo gitano, con Esmeralda como luchadora nata; representando a cualquier otro pueblo oprimido o despreciado con prejuicios muy poco o nada ciertos.

El mundo es duro, cruel y triste,
tan sólo yo tu amigo soy, otro no existe.
Te aparto por tu bien.
Te mantengo, enseño, cuido y visto. Y te miro sin huir de ti.
¿Cómo a protegerte voy si no te escondes siempre aquí, a salvo aquí?


Desde estas ventanas contemplando siempre estoy
a quienes jamás sabrán mi nombre.
Al mirar sus caras, escondido como hoy
siento que yo apenas soy un hombre.
Al pasar me dejan sus historias:
no huirán jamás de mi memoria.
Yo me estoy muriendo por saber lo que es pasar
sólo un día... en compañía...
Ahí fuera, libre bajo el sol.
Dame un día ahí fuera
para respirar su olor que lleva
el aire, donde viven sin sentir
lo que es... para mí.. el vivir un día ahí...


Ésa segunda parte de la canción que canta Quasimodo (voz de Adel Hakki en las canciones) es mi preferida de la película. Esas ganas de vivir. De ser un hombre realmente (pues siente que apenas lo es). De pasar un día como uno más. De libertad. Son las ganas de todas las personas que, día tras día, se ven encerradas física y mentalmente, sin que puedan expresarse con libertad. Son las ganas de muchas personas que no tienen medios, cuya primera preocupación es vivir y, dadas sus dificultades, se conforman con lo mínimo y que, al estar tan subyugadas, rara vez se quejan.


De hecho, un día al año, las personas más desfavorecidas pueden ser coronadas reyes. Es el día de Todo al revés que canta Clopín:

...Una vez al año hay fiesta en la ciudad,
y París se vuelve loca de verdad...
Cada hombre es un payaso en libertad.
y un payaso hoy va a ser el rey.
Hoy el diablo es el que mueve nuestros pies,
porque en este día todo está al revés.
Y en la fiesta nadie es nadie si no es bufón...




En 1996, Alan Menken fue nominado a Mejor banda sonora original comedia o musical en los Globo de Oro y los Oscar. Aunque el Oscar se lo llevó Rachel Portamn por Emma (http://bit.ly/h2mZY3) y fue el año de El paciente inglés, hay que reconocer a El jorobado de Nôtre Dame una genial banda sonora. Qué puedo decir: Disney. Aunque no obtuvo, dice filmaffinity, los resultados de taquillas de otras de esta factoría, sus críticas en EEUU fueron excepcionales.

Una última cosa, he hecho esta entrada porque no hará un mes que vi por fin esta película cuya banda sonora alguien me regaló hace muchos años, al menos 12 o más.

Por cierto, bajo el título de la entrada, el inicio del filme con las voces sudamericanas.

Saludos!

5 comentarios:

Clementine dijo...

Pues yo esta película la vi en su estreno en el cine y me encantó. Y tu entrada me ha hecho recordar que tengo que verla ya otra vez.
Es cierto que tiene una banda sonora magnífica, yo la tengo también porque soy incondicional de la música Disney. Mi canción favorita de esta película es "Sueña", de la que además me parece preciosa la letra.
Genial por tu parte señalar las voces de la película, y qué grande Constantino Romero.

Lucía dijo...

Espera, espera, ¿dices que no la has visto hasta hace un mes? Increíble me parece...jejeje.
Yo que creía que era una peli obligada de infancia (aunque te deje un poco de sabor amargo)...jeje.
Que sepas que me encantó "La muerte tenía un precio", sí sí. Y la de hoy "El golpe", te la recomiendo si no la has visto, me gusta mucho.

Besos y suerte si es que sigues con exámenes.

A. dijo...

Supongo que cuando se estrenó se me pasó. No recuerdo una razón. Y lo cierto es que aún me quedaba algo de infancia por el '96 jeje

Esta tarde, he escuchado la banda sonora un par de veces seguidas, y Sueña es preciosa. Pensar que debí conocerla por cierto programa donde cantaban y ha devenido en una¡ reality más... Constantino fue una muy grata sorpresa. Las demás canciones también están muy bien. Si ya es difícil doblar una película (aunque muchas veces se note) más difícil tiene que ser encontrar las palabras y saber cantarlo.

Y... sí, deja un sabor amargo, pero el 'malo' de la peli no sale bien parado y el pueblo ve que pueden tener mucho en común, si no todo, con Quasi y Esmeralda, así que no es tan amargo.

He visto la segunda hora de El golpe, que visioné por primera vez en un viaje en autobus; y La muerte tenía un precio no pude verla por estar viajando en bus precisamente, pero también la había visto.

Gracias, pero ya se acabaron los exámenes -más pronto que nunca, por cierto: acabé el día que otros años empezaba-.

Besos.

jordicine dijo...

Recuerdo la película y, después de pasar por aquí, también la música. Un abrazo y hasta pronto.

A. dijo...

Hasta pronto Jordi, a ver si te gusta la canción de hoy :)

Un abrazo.